Hospital La Católica
 
   Teléfono:  2237-2581

    Teléfonos: 2246-3459 / 2246-3458
 Plaza NAOS Heredia  
                         
andresbenavides@cardiologiaactualcr.com

CARDIOLOGÍA  ACTUAL

  
  


EL SINDROME CORONARIO AGUDO (SCA)

Hace referencia al grupo de síntomas atribuidos a la obstrucción de las arterias coronarias. El síntoma más común que indica diagnóstico de SCA es dolor en el pecho, generalmente radiando hacia el brazo izquierdo o el ángulo de la mandíbula, de tipo presión, y asociado con náusea y sudoración. El síndrome coronario agudo generalmente ocurre como resultado de uno de tres problemas: infarto agudo de miocardio con ST elevado. 


ARRITMIAS CARDIACAS EN MAYORES

Las arritmias son muy comunes entre las personas mayores. La fibrilación auricular (un tipo común de arritmia que puede causar problemas) afecta a millones de personas y la cantidad de personas que la sufren es cada vez mayor. Las arritmias más graves afectan a personas mayores de 60 años. Esto se debe a que estas personas tienen más probabilidades de tener enfermedad coronaria y otros problemas de salud que pueden causar arritmias.

Las personas de edad avanzada también tienden a ser más sensibles a los efectos secundarios de las medicinas, algunas de las cuales pueden causar arritmias. Algunas medicinas que se usan para el tratamiento de las arritmias pueden incluso causar arritmias entre sus efectos secundarios. Ciertos tipos de arritmia se presentan con más frecuencia en niños y jóvenes. La taquicardia supraventricular paroxística, que abarca el síndrome de Wolff-Parkinson-White, es más frecuente en personas jóvenes. La taquicardia supraventricular paroxística es una frecuencia cardíaca rápida que comienza y termina repentinamente.


INSUFICIENCIA CARDIACA AGUDA

Existe situaciones clínicas en que la sobrecarga y el deterioro de la función cardíaca se producen en forma súbita, como por ejemplo en un paciente con pérdida importante de masa miocárdica por un infarto o con ruptura de cuerdas tendíneas e insuficiencia mitral aguda. En estas situaciones no existe el tiempo necesario para que se desarrolle una hipertrofia cardíaca compensatoria, predominando los mecanismos neurohumorales de compensación.

Esta situación se caracteriza por un gasto cardíaco insuficiente y gran predominio de los mecanismos adrenérgicos: taquicardia y vasoconstricción periférica.

Desde el punto de vista fisiopatológico esto significa una circulación periférica insuficiente, con hipotensión arterial, acidosis láctica habitual, hipoperfusión renal (con pérdida de la capacidad de regulación acido-base, retención nitrogenada y retención hídrica) y presión de llenado ventricular izquierdo elevada, con importante congestión pulmonar e hipoxemia .

Cuando el gasto cardíaco está muy disminuido y la presión arterial sistólica es menor de 70-80 mmHg. se produce el cierre de la circulación en algunos territorios, apareciendo las llamadas livideces, que son áreas de la piel en que por detención circulatoria, se observa manchas cianóticas que al ser presionadas ponen de manifiesto la ausencia de una circulación efectiva.

La sola descripción de los fenómenos fisiopatológicos permite apreciar la gravedad del cuadro, que cuando es producido por un daño cardíaco grave tiende a su progresión, con muerte del paciente si no hay intervenciones terapéuticas oportunas.