Hospital La Católica
 
   Teléfono:  2237-2581

    Teléfonos: 2246-3459 / 2246-3458
 Plaza NAOS Heredia  
                         
andresbenavides@cardiologiaactualcr.com

CARDIOLOGÍA  ACTUAL

  
  

Asistencia de seguridad tras procedimiento. Asesoría en selección de mejor procedimiento de intervención coronaria y del mejor subespecialista en intervención coronaria percutánea o en cirugía cardiaca que su situación lo requiera


¿Qué es una angiografía?

Es una prueba diagnóstica que permite visualizar los vasos sanguíneos


Ver video de Angriografía coronaria




La angiografía coronaria o coronariografía es una prueba de diagnóstico que suele realizarse junto al cateterismo cardíaco. Es un procedimiento que se utiliza principalmente para investigar la enfermedad coronaria causada por la arteriosclerosis que obstruye el flujo sanguíneo del corazón.

Se realiza introduciendo un catéter fino en el cuerpo, por el que se inyecta una sustancia de contraste. Se toman imágenes a través de rayos X para comprobar la luz de las arterias coronarias y localizar los puntos en los están ocluidas.

¿En qué consiste la angiografía?

Para realizar la angiografía se hace una punción en la arteria radial de la muñeca o en la arteria femoral en la ingle. Se introduce un catéter muy fino, en dirección contraria al flujo arterial, y es desplazado cuidadosamente hasta la arteria aorta. Entonces se inyecta una sustancia de contraste (una especia de tinte especial) en ambas arterias coronarias (arteria coronaria derecha y en el tronco común a la izquierda) para comprobar si existe una estenosis o estrechamiento de los vasos sanguíneos, y si es así, conocer el lugar donde se encuentran y saber el grado de obstrucción.

Usos de la angiografía

La angiografía coronaria es una prueba diagnóstica que se utiliza para:

  • detectar cuántas arterias están obstruidas (arteriosclerosis), el lugar y su grado de obstrucción
  • investigar una angina de pecho, que está empeorando
  • estudiar una  insufiencia cardíaca
  • determinar las causas de una estenosis aórtica
  • investigar dilataciones anormales de las arterias aneurismas
  • tratar roturas de vasos sanguíneos
  • detectar tumores por la presencia de signos indirectos


Preparación antes de la angiografía

Es posible quel suministren un sedante suave para relajarte una hora antes de la prueba.

No debe tomar alimentos ni líquidos durante ocho horas antes del examen. Es posible que ingrese en el hospital desde la noche anterior a la prueba o la mañana del mismo día de la prueba. El médico te explicará los detalles y riesgos del procedimiento. Deberás firmar una autorización antes del examen.

Coméntele al médico si es alérgico a los mariscos, si ha tenido una mala reacción a la sustancia de contraste (generalmente un compuesto del yodo) en el pasado, si estás tomando Viagra o si podría estar embarazada.

¿Qué ocurre durante la prueba?

Para realizar esta prueba se utiliza la anestesia local en la zona de la punción. Estarás despierto durante el examen y es posible que notes una sensación de calor después de la introducción del contraste.

El procedimiento, que suele durar entre media hora y una hora, puede alargarse en los casos en los que haya que realizar una intervención como una angioplastia o colocación de un stent.

Una vez realizada la angiografía, se retira el catéter y te taponarán la incisión en la que estaba el tubo para evitar un sangrado. Cuando el catéter ha sido introducido por la pierna deberás permanecer recostado boca arriba durante algunas horas para prevenir una hemorragia.

¿Qué riesgos tiene la angiografía?

Los riesgos de someterse a este procedimiento varían en función del tipo de prueba. Siempre hay una pequeña posibilidad de que se dañen los vasos sanguíneos con el catéter o de que se formen coágulos sanguíneos. También existe el peligro de que la sustancia de contraste pudiera dañar los riñones. Pero, en general, es una prueba segura y necesaria para el diagnóstico de enfermedades del corazón.

El riesgo de radiación de esta prueba es bajo.